Proteger o exponer… ¿Tienes un plan?

familia pascua Apr 19, 2019

Por: Rich Harding

 

Estoy escribiendo esto cuando se aproxima la Pascua: La oportunidad para enseñar a nuestros niños lo que Jesús hizo por nosotros.

El otro día, mi esposa estaba en el carro volviendo a casa de la iglesia con Noah, nuestro hijo mayor (tiene 5). Miró por el espejo retrovisor y lo vio con los ojos cerrados, así que le preguntó que qué estaba haciendo. Él respondió: “Estoy intentando ver a Dios; vamos, inténtalo tú también.”

Cuando me contó lo que le había pasado, me conmovió mucho pensar que mi hijo está ingresando a esa etapa de entender las cosas de Dios por él mismo. Nadie le dijo que cerrara los ojos o que esa es la manera de conectarse con Él. Mi hijo simplemente observó y lo aprendió a través del ambiente en el que se encuentra.

Una de las grandes preguntas sobre la paternidad es a qué cosas vas a exponer a tus hijos y de cuáles los vas a proteger. Todo lo que necesitas para exponerlos al mundo es encender la televisión, dejarlos sueltos en Netflix o simplemente pedirles que te acompañen a la tienda.

Muchas veces somos muy rápidos en dejarlos ver Netflix; pero cuando se trata de la iglesia, los enviamos a su reunión dominical una vez a la semana y esperamos que sea suficiente.

Como padres, nosotros decidimos la respuesta para esta pregunta, pero a menos que te sientes con tu cónyuge y hagan un plan, el mundo se expondrá a tus hijos en tus propias narices. Tienes que ser intencional al respecto, necesitas un plan con reglas y límites para proteger y exponer a tus hijos, pero también necesitas un plan de cómo los expondrás a las cosas de Dios.

Junto a mi esposa evaluamos esta pregunta constantemente y tomamos decisiones casi a diario. Esa es la naturaleza de este mundo tan cambiante en el que vivimos; tenemos que correr para mantenernos vigentes; de lo contrario, el mundo nos atropellará.

La protección

Acá hay algunas de las decisiones que hemos tomado como pareja. No tienen que ser las mismas para ti y no están muy detalladas, pero espero que te den una idea de las cosas a las que debes prestar atención.

  1. Solamente una hora en pantallas al día. Es la más difícil de implementar y requiere mucha disciplina, ¡de los papás! Nosotros les compramos los Kindle para niños de Amazon, que te permite ponerle límites y monitorear el uso, así como restringir el acceso a internet. Ellos no pueden utilizar nuestros teléfonos o iPads. Cuando el tiempo se acaba, ¡sus tablets se bloquean automáticamente!
  2. El primer teléfono a los 13. Nuestro hijo mayor tiene 5, pero tomamos la decisión rápidamente para que cuando surja la pregunta, tengamos una respuesta unificada. Para mí esto es casi obvio: los niños no deberían tener acceso a internet sin supervisión.
  3. Sin televisiones en la habitación. ¡Nosotros ni siquiera tenemos uno! Esto también aplica para que miren sus teléfonos/iPads o cualquier tipo de multimedia en sus habitaciones.
  4. Respeta la rutina. Esto es muy importante, ya que cuando los niños están cansados, con hambre o han comido mucha chatarra, pueden ser muy difíciles. Lo hemos aprendido a las malas. Tenemos rutinas para la mañana, para el día y para la noche. No voy a dar muchos detalles, posiblemente lo haga en un futuro blog. De momento diré que incluye los tiempos de comida, de juego, de trabajo y de dormir.

La exposición

Las cosas anteriores se relacionan con la protección, ahora hablaremos de la exposición. Algunos padres, por alguna extraña razón, exponen sus niños al mundo y los protegen de la iglesia. Solo los llevan a la iglesia el domingo a la zona kids, sus hijos nunca los ven orar o adorar a Dios. ¡¿Por qué lo hacemos así?! Debería ser lo contrario. No deberíamos protegerlos de Dios o de la iglesia, deberíamos exponerlos a las cosas de Dios. A veces la gente piensa que sus niños son muy pequeños, pero están en la edad perfecta para que comiencen a aprender, porque a esta edad es que absorben todo. Involúcralos en la adoración y en los tiempos de oración, que te vean hacerlo. Ora con ellos, pero no únicamente esas oraciones para niños, sino tus oraciones. Que aprendan que Dios es real y que en verdad los ama.

Con nuestro hijo mayor, que está mostrando más interés en las cosas de Dios, intentamos llevarlo con nosotros una vez a la semana a alguna actividad extra de la iglesia. Como somos pastores, tenemos algo casi todas las noches, sea una célula, reunión de líderes, intercesión o un servicio adicional. Una noche a la semana estiramos las reglas y permitimos que nuestro hijo Noah nos acompañe. Descubrimos que esto realmente le ha ayudado a conectarse con Dios y a explorar las cosas espirituales por él mismo. También le encanta el privilegio de pasar tiempo con nosotros (y estar despierto hasta tarde). Esto le ayuda mucho a no ver la iglesia como el lugar que le quita a los papás.

Esta es una gran oportunidad para que pienses a qué cosas estás exponiendo a tus hijos y de qué los estás protegiendo. Te motivo a que saques algún tiempo esta semana para que te sientes y hagas un plan para tus hijos.

También tenemos excelentes recursos que te ayudarán. Como tomaste el tiempo de leer este blog, quiero darte dos historias de nuestra Biblia Pequeños Héroes y del Devocional para Familias. Simplemente sigue los enlaces y los recibirás en tu correo.

Entradas recientes


Close

50% Completado

Escribe tu nombre y tu dirección de correo electrónico para mantenerte informado