7 principios para levantar una descendencia para Dios: 6. Transmitir un legado de fe

familia Apr 10, 2019

Por:  Manuela Castellanos

“Solamente guárdate y guarda diligentemente tu alma, no sea que te olvides de las cosas que tus ojos han visto, ni que se aparten de tu corazón durante todos los días de tu vida. Las enseñarás a tus hijos y a los hijos de tus hijos.”

                                                                                                    Deuteronomio 4:9

Este año hemos decretado en nuestra iglesia que sería un año de volver al original. 

¿Que quiere decir esto? Es volver a hacer las cosas desde la perspectiva Bíblica y cristiana, como Dios lo planteo desde el inicio. Me encontré con un excelente libro, que lo recomiendo a todos los padres o educadores,  Hablando Una Nueva Lengua por Mark Bellies. 



Nuestra responsabilidad

En este libro el autor explica un poco de cómo era la educación del pueblo Judío con una perspectiva Bíblica.  El fundamento y nuestro mapa esta en la Palabra. En el pasaje de Deuteronomio claramente vemos como los hijos fueron encomendados por Dios a los padres  para “enseñar” a sus hijos. ¡NO ES LA RESPONSABILIDAD DEL ESTADO!

 

El ejemplo Bíblico:

  1. Los hijos Judíos eran enseñados en casa hasta aproximadamente los 8 años. Después algunos de ellos, como un entrenamiento suplementario, eran instruidos por levitas y los sacerdotes hasta los 13 años. (Gal 4, 2 Cro. 17:7-9)  
  2. El modelo bíblico incluía tanto a hombres como a mujeres y eran educados en casa por sus padres. 
  3. La responsabilidad de los padres era conseguir buenos tutores  para poderlos entrenarlos en el camino que deben andar. (Pr.22:6)
  4. Era una educación en base a principios y valores de Dios no solo de conocimientos de materias. 

 

El año pasado, junto con Rich empezamos a buscar varios lugares y alternativas de estudio par nuestro hijo mayor Noah. Encontramos un colegio excelente, muy cerca a mi casa, con el método de Montessori que personalmente me encanta. Sin embargo, el día de ingreso de Noah había también otro niño de la misma edad, pero la única diferencia es que él tenía dos mamás. En ese momento entendí que no puedo arriesgar a mi hijo a que crezca en un contexto pagano, donde a lo bueno se le dice malo y a lo malo bueno. Entendí que lo que mas debo cuidar en la vida de mi hijo es su fe pura en Dios y en su Palabra. Sin pensarlo dos veces, decidimos sacarlo del colegio. 



Tal vez en nuestros países latinos no es muy común la educación en casa; hoy en los Estados Unidos es fuerte la educación en casa, donde más de 3 millones de niños al año lo hacen, es más, así también fue la manera en que la nación inició. Aproximadamente 2  de 3 de todos los líderes fundadores de la nación fueron educados en casa. Y la fe de ellos marcó las bases cristianas de esta nación.

 

Hace aproximadamente un mes empecé una nueva etapa en mi vida, donde tome la responsabilidad de educar a mis hijos. Les voy a ser sincera, ore mucho, investigue mucho, antes de tomar esta decisión, ¡porque es bastante trabajo!

 

Sin embargo, después de que Dios coloco ese sentir en mi corazón por más de un año, le dije, bueno Señor si en verdad quieres que lo haga, te pido que me hables muy claro a mi corazón. Empecé mi día leyendo el proverbio del día. Y este fue la palabra que Dios me confirmó: “instruye al niño en su camino y aun cuando fuere viejo no se apartará de él”. Sin pensarlo mas, dije: amén Señor, ¡lo haré!

 

Me emociona, y me siento privilegiada de poder hacerlo. Espero compartirles más en el futuro de nuestras experiencias. Quisiera motivar a cada mamá a que evalúe que tendría que hacer para poder dar la educación a sus hijos. ¡Es nuestra responsabilidad, no la del estado!

 

Entradas recientes


Close

50% Completado

Escribe tu nombre y tu dirección de correo electrónico para mantenerte informado